La Herradura

Ondas de
Choque

Tratamiento basado en una onda mecánico-acústica

El tratamiento de ondas de choque está basado en una onda mecánico-acústica que lleva mucha energía a los puntos dolorosos y tejidos musculoesqueléticos. Así, el objetivo de las ondas de choque es eliminar, dentro de lo posible, el dolor.

Una vez localizado el punto de dolor primario, se aplicarán las ondas de choque con lentos movimientos circulares: una de sus principales consecuencias será el aumento de la producción de colágeno destinado para regenerar tejidos y limar calcificaciones.

Para que el tratamiento tenga éxito es fundamental cooperar con el paciente; que este logre comunicar cuál es el punto profundo de dolor para que las ondas de choque se puedan aplicar en el lugar exacto. Si esto se consigue, es una de las intervenciones no quirúrgicas que prometen un tiempo de recuperación más rápido.

¿Cómo funciona el aplicador de ondas de choque?

La energía promueve la regeneración y procesos reparativos de los tendones, músculos y otros tejidos blandos. La energía cinética del proyectil, generada por el aire comprimido, se transfiere al transmisor en el extremo del aplicador y generar ondas que se adentran en el tejido para limar calcificaciones, disminuir la inflamación y el dolor crónico.

La profundidad de las ondas difieren según su naturaleza: si son radiales alcanza profundidades de 5 centímetros, mientras que sin focales la profundidad es bastante superior, pudiendo llegar hasta los 12 centímetros.

La energía promueve la regeneración y procesos reparativos de los tendones, músculos y otros tejidos blandos.

¿Para quién están indicadas las ondas de choque?

En general, las ondas de choque se suelen aplicar en el caso de dolores crónicos; ya sea de hombros, lumbalgias o tendinopatías. Pero, como anteriormente citábamos, también son ideales para limar calcificaciones, como puede ser el espolón calcáneo o tendinosis calcáreas.

No tardarán en observarse los efectos positivos del tratamiento; la producción de colágeno, la eliminación de calcificaciones y la formación de nuevos vasos sanguíneos repercutirá en una recuperación mejor y más rápida.

INDICACIONES:

  • Tendinosis calcárea (calcificaciones en tendones)
  • Tendinopatias
  • Bursitis
  • Puntos gatillo

629 593 264 enrique@fisiolaherradura.com

Avda. Francisco Prieto Moreno, edif. Bahía Jardín, local 7
18697 - La Herradura (Almuñecar - Granada), ESPAÑA

Horario: De Lunes a Viernes 9:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00