La Herradura

Readaptación
Funcional

Recuperar o mejorar el nivel de competencia previo a la lesión y hacerlo en el menor tiempo posible

Entendemos como el proceso de readaptación funcional del individuo lesionado como el tiempo que trascurre entre el momento de la lesión y la vuelta al trabajo o a la competición. El objetivo principal de la readaptación funcional es que el individuo vuelva al mismo o a un mejor nivel de competencia que tenía antes de lesionarse y hacerlo en el menor tiempo posible. Desde FisioclinicaLH intentamos que la readaptación sea idónea: esto posibilitará una recuperación lo suficientemente buena como para evitar recaídas.

La readaptación funcional es un proceso personalizado que busca, como decíamos, que el paciente vuelva a la actividad diaria sin ningún problema: al cien por cien, sin molestias ni restos de la lesión que le ha tenido apartado. Para una readaptación funcional óptima es necesaria la colaboración del paciente y la participación de profesionales cualificados, tanto fisioterapeutas como entrenadores deportivos.

Recuperar lesiones con readaptación funcional preventiva

Con la readaptación funcional preventiva logramos trabajar a nivel específico con diversos ejercicios terapéuticos que tienen como objetivo prevenir lesiones de diverso tipo. Utilizaremos como base el movimiento para lograr un equilibrio en los músculos y articulaciones; un equilibrio que se pierde cuando unas trabajan por exceso y otras por defecto.

La readaptación funcional preventiva debe combinarse con el trabajo de un entrenador deportivo. Las sinergias producidas por el fisioterapeuta y el entrenador, con la disposición del paciente, se antojan claves para que la terapia llegue a buen puerto.

Para una readaptación funcional óptima es necesaria la colaboración del paciente y la participación de profesionales cualificados.

Recuperar lesiones con readaptación funcional correctiva

Con la readaptación funcional preventiva logramos trabajar a nivel específico con diversos ejercicios terapéuticos que tienen como objetivo prevenir lesiones de diverso tipo. Utilizaremos como base el movimiento para lograr un equilibrio en los músculos y articulaciones; un equilibrio que se pierde cuando unas trabajan por exceso y otras por defecto.

La readaptación funcional preventiva debe combinarse con el trabajo de un entrenador deportivo. Las sinergias producidas por el fisioterapeuta y el entrenador, con la disposición del paciente, se antojan claves para que la terapia llegue a buen puerto.

Readaptación funcional en deportistas

Porque para los atletas, la readaptación funcional alcanza una importancia especial. Los procesos de recuperación después de sufrir una lesión se han basado en ir incrementando el movimiento y el estrés mecánico en los tejidos de manera gradual hasta que el atleta esté en forma para volver a competir.

Tras observar que los procesos de inflamación asociados a la lesión músculo-esquelética generan alteraciones en la transmisión y procesamiento de la información propioceptiva, además de cambios neuroplásticos en las propiedades y funciones de las neuronas en el córtex motor primario, la readaptación funcional intenta paliar el déficit neuromuscular que persiste después de una lesión.

Además, la readaptación funcional en el deportista no puede olvidar la parte psicológica; recuperarlo, desde el punto de vista mental, para que pueda volver con fuerza y confianza a la práctica deportiva.